sábado, 9 de marzo de 2013

Duerme Rita. Duerme Amor...




A dos años de la partida de Rita Guerrero, publicaré algo que escribí pocos días después de su muerte.


…El fuego alrededor
Es la luz de los que ya no están…


Tus ojos vieron la crueldad, y siendo de agua no la dejaron pasar
Ese día de marzo murió la luz del cielo
Y tan limpia como la verdad
Partiste sin miedo
Estabas limpia para morir

Y hoy el silencio me recuerda tu ausencia
Ojalá estuvieras aquí

¿Eres tu el fantasma al pie de mi cama?
¿Es tu voz?…
Es tu voz y no tu silencio en mi cabeza
Eres parte de mi

Al ver el agua
Siento la claridad
Estas llena de vida eterna

En estos días de claridad
Recuerdo el mensaje:
Mi vida es lo fugaz
Seguro hay que renovar la esencia
Para salvarnos de la pérdida total
Aunque esto no va a ser el fin
Solo el agua y el sol hacen posible el mar

Igual y te perdiste en el bosque
Como aquel hombre
¿Será la locura la verdad?

Y tu latido se alejó
¿Dejaste  la vida con gesto de despertar?
Suave y tranquila la muerte…
¿Volverás?
Siempre serás parte de los demás

Y tu cuerpo de luz
Se volvió en agua
El canto volvió al mar
En forma de caracol, en forma de Sirena

Siempre regresarás
El juego de la doble verdad
El andar y el caminar podrá ser ciego
El destino es incierto
¡¿A dónde llegarás?!

Burla la tumba
Burla la oscuridad
Con tus brazos de enredadera
Con tu lengua envenenada
Y yo sigo aquí

¿Dar al amor tu ser mortal?
¿Vencer  la muerte?

Y me da entonces por ver el cielo
Y la lluvia cae formando pozos
Y te oigo gritar
Y pienso que el sol ya había quemado mucho

El velo que cayó
Toda tu reflejada en el agua
El cielo se reflejó en el agua fiera

El mar quiso tu voz
Cubierta de arena, de eternidad
Salva el hilo de una voz que atraviesa el mar
Piérdete arranca de ti otra voz

Entonces me doy cuenta de la importancia del cielo y del mar
Y pienso en el ser alado que murió
No sé si de pena… supongo que en paz
Y las alas prodigiosas yacen justo ahí
En el mar cobijándote el alma

Las oscuras alas caen sobre el mar
Vuelo que arrancó el miedo de morir
En la quietud del hondo mar tu alma descansará
Y yo caminando a la orilla
En el destello azul

Mar
Profundidad
Luz
La muerte
Oscuridad
La  vida

Pero al final resulta lo mismo
Estar aquí o no
El vacío ahí estará
El vacío mar del corazón
¿El mar muerto podrá dar vida otra vez?

¡Ay San Juan de Letrán ora por nosotros!

Y ese día de marzo estabas ya con el alma lejos
Y tu cuerpo tan cerca

Viste la luz y sentiste el amor
Fuiste fuerte y guerrera
Ahora estas al otro lado de la noche
Dejando claro que tus pasos importan

Que caminos estás recorriendo
Ese laberinto sin final
Llévanos ahí para comprender
Tú sin manchas, sin regreso

Tu voz llena mis días
Sigue tu imagen cuando cierro mis ojos
Y es doloroso saber que algo cambia
Descubro en mí que algo cambia sin ti
Cambia mi vida sin tu presencia
¿Volverás aquí?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada